Blog Speak Chic

Secretos para un cabello hermoso

Es el sueño de toda mujer: el cabello perfecto. Quienes lo tienen saben bien como usarlo, y las que no soñamos con acercarnos un poco a ese ideal. Y parece que el secreto a estado frente a nuestro rostro todo este tiempo, aunque en principio puede dar miedo usarlo.

Hemos escuchado mucho sobre el daño que lavar nuestro pelo demasiado le hace. Las razones son muchas, desde la temperatura del agua hasta los componentes del shampoo y, por lo tanto, el secreto mejor guardado de quienes tienen un cabello hermoso es evitar lavar el cabello tanto como sea posible.

Y aunque suena complicadísimo –sobre todo si tienes pelo delgado o grasoso– tenemos varios consejos para hacer el proceso más sencillo.

1. Shampoo seco. Este producto se convertirá en tu mejor aliado en la aventura de evitar lavarte el cabello más de un par de veces por semana. Suele venir en forma de un polvo en aerosol, que aplicas abundantemente en tu cuero cabelludo, masajeas, dejas reposar unos minutos y cepillas hasta que todo residuo desaparece.  

El truco es la planeación: aplícalo durante la noche y tendrá varias horas para absorber los aceites naturales de tu cuero cabelludo, dejándote con un cabello fresco, con un lindo aroma y (la mejor parte) un volumen de miedo. Nuestro favorito es el de Klorane

2. Co-washing. Este ha sido, por varios años,  un secreto de quienes detestan el shampoo. Quienes lo aplican en su versión más extrema, no recurren al shampoo jamás, y usan solamente un acondicionador ligero y sin silicón para eliminar la suciedad y aceites de su cabello. 

Si prefieres algo menos radical, puedes aplicarlo una o dos veces a la semana en lugar de shampoo. El truco para que tu cabello no quede pesado y pierda volumen, es dejar reposar el acondicionador unos minutos y luego frotar firmemente con las yemas de los dedos (jamás las uñas). 

¿Lo malo? Tienes que usar grandes cantidades de acondicionador, ya que este no produce espuma. ¿Lo bueno? El proceso funciona mejor con acondicionadores muy baratos, como este

Si definitivamente no crees poder sobrevivir estando lejos del shampoo, compra uno libre de sulfatos y aplica un tratamiento hidratante profundo una vez a la semana. ¡Listo!

Déjanos un comentario