Blog Speak Chic

Cómo limpiar tus brochas de maquillaje

Las brochas de maquillaje son uno de los aspecto más importantes de tu rutina de belleza, y probablemente también de los más descuidados. Por su función, son el ambiente ideal para la proliferación de bacterias, que si no eliminas terminarán en tu piel y podrían provocar irritación o granitos.

Por eso, es importante que las limpies por lo menos una vez a la semana, y las que uses para maquillaje líquido, justo después de utilizarlas. Y aunque puede sonar exhaustivo, el proceso en realidad es muy sencillo. 

Necesitas:

  1. Un recipiente.
  2. Aceite de oliva.
  3. Jabón antibacterial para platos.

Instrucciones:

  1. En el recipiente, mezcla una parte de aceite de oliva con una parte de jabón para platos.
  2. Cubre tu brocha con la mezcla y mójala un poco. Frótala hasta que deje de salir maquillaje de ella –esto puede tardar varios minutos, dependiendo de cuándo fue la última vez que la lavaste.
  3. Enjuaga y repite tantas veces como sea necesario.
  4. Haz lo mismo con todas tus demás brochas.
  5. Déjalas secar sobre una toalla, en posición vertical y con las cerdas hacia abajo. Si las dejas acostadas o con las cerdas hacia arriba, la humedad podría debilitar el pegamento de las cerdas y podrías ocasionar que estas se cayeran. 

Si este proceso es demasiado complejo para hacerlo todos los días con tus brochas de base o maquillaje líquido, utiliza un jabón antibacterial para manos para lavarlas diariamente, y realiza el lavado completo una vez a la semana.

El aceite de oliva es un elemento importante porque acondiciona las cerdas, mientras que el detergente elimina las bacterias que pueden hacer daño a tu piel.

 

 

Déjanos un comentario